¡¡NO TE DISFRACES PARA MI!!

El otro día estaba leyendo un libro que un gran amigo me regalo y bueno ahí mencionaban algo muy cierto de lo que quisiera platicarles….quiero contarles sobre las trampas del lenguaje. De las que muchas veces no somos claros ni con nosotros mismos. Todo sucede como si el lenguaje exterior, el que solemos usar para comunicarnos con los demás, no siempre fuera el reflejo fiel de lo que aparentemente queremos decir.

Un ejemplo muy claro que a todos y cada uno de nosotros nos ha pasado más de una vez es cuando decimos a esa persona a la que queremos (amigo, compañero, pareja, novio, amante, extraño)  “¿Tienes ganas de tomar un café?”, en lugar de: “Quiero tomar un café contigo. Te pido que me acompañes”. Muchas veces, hacemos preguntas en lugar de afirmar un pensamiento que nos pertenece. Estas son nuestras frases “encubridoras”.

Nunca nos hemos dado cuenta de que cada vez que hacemos una pregunta tratamos de encontrar la afirmación escondida.  Preguntar es una eliminación, un robo que hago de una parte de lo que digo o de toda mi expresión. En la pregunta no hay compromiso, hablo sin decir, me disfrazo.

Finalmente me pregunto  ¿Para qué hago estas cosas?

Quiero que los demás me quieran (?), que me aprueben, que me acepten, que estén contentos de conocer a una persona tan agradable y gentil como yo. Tengo miedo de que me rechacen, que me abandonen, que me critiquen, que no me quieran.

Y entonces que hacemos muchas veces nos disfrazamos, mentimos, engañamos para que seamos aceptados pero que pasa jamás llegamos a ser únicos y reales.

Un día nos damos cuenta que empezamos a extrañar y queremos estar en contacto con las personas que queremos de verdad…. así que aprendamos a decir las cosas  directas, tal como queremos decirlas desde lo más profundo del corazón, hagamos a un lado el miedo, el temor a lo que diran.

 

Ahora sí. Ahora soy yo. Ven conmigo.

Mírame. Tócame. Oléeme. Escúchame…

Soy yo.

Es cierto, muchas personas más me rechazan ahora y es también cierto que muchas menos personas me quieren, pero cuando te encuentro a ti, a ti que me aceptas así, tal como soy, qué placer… Imagínate ¡Que placer!

¡NO TE DISFRACES PARA MI,

LO QUE YO QUIERO ES ESTAR CON CONTIGO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: